Follow by Email

Tuesday, January 30, 2007

Instrucciones de uso

Instrucciones de uso


¡Ha sido la orden que dio el General!
Cri-Cri.


Escoja a la mujer. La que a usted le guste y la que sea menos ofensiva (a la distancia todas lo parecen, pero esté alerta, uno nunca sabe lo que una carita angelical y un cuerpecito bien formado traen en la cabeza). Ya que dio con ella, previa minuciosa selección (la cual deberá ser de su total y completo agrado) propóngale amoríos. Recuerde y tenga bien presente que cuando una mujer dice no en realidad está queriendo decir que sí y cuando dicen sí están también queriendo decir que sí y punto final. Así son.
Ya que la dama aceptó ser su compañera sentimental dé el siguiente paso (no el de meterle mano) no, (ése vendrá más tarde) el siguiente, el que damos todos alguna vez en nuestra vida. Propóngale esponsales, ¡ni modo!, para que la mujer vea que usted va en serio. Aquí pueden pasar dos cosas, que la dama acepte sin chistar y organice los preparativos para los esponsales, o que reniegue, se altere un poco y se vaya definitivamente de su vida. Si usted logra esto, no necesitará de este instructivo y será feliz, en caso contrario, siga leyendo si es que la mujer previamente escogida y que supuestamente cumple con todos sus requisitos, aceptó la proposición marital sin decir agua va. Aquí dependerá mucho cómo haya sido la vida de la mujer que escogió previo trabajo de campo.
Si la dama se da sus moños y quiere ella sola hacer los preparativos para los esponsales, déjela, es su momento, no queremos que el material llegue alterado al momento final. Una vez desposada vienen los caprichos siempre incómodos que suelen traer consigo todos estos compromisos con que suelen venir las mujeres y los matrimonios. Cúmplale uno que otro caprichito con la única y sana consigna de que no ande diciendo por ahí, a vecinas, familiares o amigas que se ha casado con un ogro machista insensible antiromántico apático mal hombre y por su puesto mal padre de familia desconsiderado mula sin sentimientos poco varonil y caballeroso inexorablemente falto de cualquier entendimiento en el trato que se le debe dar a una mujer aparte mujeriego parrandero amiguero borracho y para colmo fultbolero y le va a la mugrosas chivas torpemente ocioso y constantemente irresponsable incumplido y varonilmente para rematar feo.
Si le cumple uno que otro caprichito, se olvidará y ahorrará alguno de estos fabulosos adjetivos que, a decir verdad, lo califican muy bien, pero usted sabe eso y no necesita que una mujer se lo recuerde a cada rato, no se casó para eso ¿verdad? Sin embargo, el problema viene cuando la damisela en cuestión le dice que su mamá (no la mamá de usted sino la de ella) se va a vivir con ustedes porque la pobre señora gorda, está tan solita y tan triste y tan miocardiamente depresiva y tan apartada y tan viejecita y tan inconfundiblemente suegra y tan perezosamente madre y tragonamente señora y tan caucásicamente irreconocible después de los esponsales y tan llorosamente desconsolada y tan pero tan pero tan lejos, que han optado ¡claro! sin consultarle antes, que se irá a vivir con ustedes en tanto le pasa la tristeza de haber perdido a su hija (que no es para mucho, porque no se ha muerto en realidad). Si es imposible que su suegra se vaya a vivir con ustedes al seno familiar que recién inician los casaDOS, le tengo más adelante la solución, es cuestión nada más de que siga leyendo este práctico y siempre útil instructivo.

Para alejar a la sanguijuela de su suegra, también conocida como buitre de carroña, siga los siguientes pasos:


Compre un multivitamínico para infusión en solución inyectable. Lo venden en cualquier farmacia pero tiene un pequeño defecto, requiere de prescripción médica. Si tiene un amigo médico ya la hizo, el caso está en que le pida una receta con el nombre del multivitáminico y listo, caso contrario, siga leyendo. El costo de la infusión es elevado, pero efectivo si tenemos en cuenta que lo que está en juego es su suegra y más, si lo usa como le voy a indicar a continuación.
Si no tiene amigo o pariente o alguien conocido dedicado al mundo de la medicina. En su próxima visita al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS por sus siglas en cristiano), vaya a la sala donde están los enfermos en reposo o en espera de… y róbesela. Asegúrese que la solución diga en letras mayúsculas por la parte superior: EME, VE, I 12 liofilizado, adulto. La caja deberá ser blanca con vivos en azul y por la parte baja deberá decir: “caja con frasco ámpula con liofilizado y ampolleta con diluyente”. Le recomiendo ampliamente que vaya con los pacientes que tienen dolores lumbagos, ellos consumen este medicamento inyectable durante todo el día y es posible que tengan hasta de sobra, así que robársela será cosa fácil y ni cuenta se van a dar, siempre se la pasan dormidos por la carga medicinal que reciben durante el día. O también, puede sacar sus dotes de actor, decir una mentira, (mientras que sea piadosa como es el caso, se perdona aquí y en China); además, siendo para una buena causa como lo es, ni se diga.
Consígase una jeringuilla. Puede ser incluso una que ya haya sido utiliza con anterioridad y si fue usada por un paciente enfermo de algún terrible mal, mejor, pero cuidado al momento de su uso, puede ser peligroso y reversible en el peor de los casos.
Con aguja y jeringa estériles (aunque le recomiendo que pase por alto esta pequeña indicación porque lo que queremos es matar a su suegra), introduzca el diluyente al frasco ámpula. Agítelo y estará entonces listo para su dilución.
El instructivo dice que: “diluya el producto reconstruido en no menos de quinientos ml., de cualquier solución para infusión endovenosa y que hecha la mezcla y luego de diluir en la solución para infusión se administre de inmediato y durante un lapso no mayor de ocho horas y se deseche el solvente”. Eso dicen las indicaciones.
Lo que yo le recomiendo es que no diluya nada y lo use directo, porque, y sigo citando lo que dicen las instrucciones: “no debe aplicarse directamente a la vena sin diluir, debido a que puede producir vértigos y síncopes en personas mayores y altamente y peligrosamente y riesgosamente y simplemente susceptibles. Así dice el instructivo. Tal vez no así literalmente, pero algo más o menos.
La próxima vez que la odiosa de su suegra se quede jetona en su casa, en su cama, con su mujer al lado, con su control remoto para la tevé en la mano, con su cerveza a medio tomar y puesta su piyama (suya de usted) de figuritas del demonio de tazmania, ¡que ya es el colmo!, búsquele la vena e inyecte la infusión sin diluir. Si no le sacó el aire a la jeringuilla mucho mejor, dará buenos y efectivos resultados. El sobrante no lo deseche, rellene de nueva cuenta la jeringuilla y haga lo propio con la odiosa réplica de la sanguijuela de su suegra, también conocida como buitre de carroña, que en este caso viene siendo su mujer y repita la operación. Ella no necesitará la misma dosis.




Precaución:

La administración de este producto puede producir reacciones secundarias como: rash, náusea, vómito y en ocasiones, choque anafiláctico (para saber el significado consulte a su médico).

Fórmula:

El frasco ámpula con liofilizado contiene: (para su uso efectivo)

INGREDIENTE UNIDADES

Retinol (palmitato de vitamina A)= 3,300UI
Colecalciferol (vitamina D3)= 200UI
Acetato de alfacotiferol (vitamina E) 10UI
Nicotamida (niacinamida) 40.00mg
5 fosfato sódico de riboflavina
equivalente a 3.60mg
de riboflavina (vitamina B2)
Clorhidrato de Piridoxina equivalente a 4.00mg
Dexpantenol equivalente a
de ácido pantotenóico 15.00mg
Clorhidrato de Tlamina equialente a
de Tiamina (vitamina B1)
Ácido ascórbico (vitamina C) 100.00mg
Biotina 0.060mg
Cianocabalamina (Vitamina B12) 0.005mg
Ácido fólico 0.400mg

Excipiente CE BE PE

La ampolleta con diluyente contiene:

Agua inyectable 5.00mL

Dosis: La que el médico señale (le recomiendo la que usted considere necesaria).
Vía de Administración: Por venoclisis: le recomiendo donde encuentre lugar en toda
esa masa amorfa que es su suegra y futuramente lo será su mujer.
Consérvese a temperatura ambiente (le recomiendo que haga caso omiso)
Protéjase de la luz (le recomiendo que haga Ídem (anterior))
Llévese a cabo al pie de la letra este práctico instructivo y haga lo mismo con la odiosa de su mujer cuando se empiece a poner impertinente.

Si alguien le pregunta por el bulto de su suegra, usted con toda tranquilidad dirá que la vieja loca se inyectó una no sé qué de sabe qué con quien sabe qué en donde quien sabe dónde con quien sabe qué y se murió. Rip. INRI. Caput. Fue. Pasadamente. Ya no existe, Consumatum Est. Etc.

La autopsia deberá decir: Inyección letal por y para muerte voluntaria. Gracias.